La animación a la lectura: un reto en las bibliotecas Públicas

Posteado por María Cruz , jueves 27 de febrero de 2014

   Las Bibliotecas Públicas en la actualidad son bibliotecas híbridas que navegan entre la cultura impresa y la multimedia provocando que no todos nuestros usuarios sean lectores pero, si algo sigue intacto, es que libro y lector siguen siendo su razón de ser.  Por eso, el objetivo principal y básico de la biblioteca pública es formar lectores y fomentar el hábito por la lectura estableciendo una correcta conexión entre ambos.

   Orientación en el gusto por la lectura a los ciudadanos, recomendaciones y presentaciones de libros y autores, difusión a través de los clubes de lectura, exposiciones de novedades y cartelería pueden contribuir  a mantener una biblioteca activa y en constante conexión entre libro y lector.

1
Decoración por el Día del Libro de la Biblioteca Municipal de Güimar con un texto de Elvira Lindo llamado “Leer” Fuente: imagen cedida por la Biblioteca Municipal de Güimar

   Esta  promoción y difusión de la lectura se debe de hacer notar en la disposición del espacio y en la organización de la colección de la propia biblioteca porque nuestros lectores son personas con un mundo emocional y vital propio, con gustos individualizados, con expectativas y necesidades específicas y, lo que aún es más importante, en continua transformación. Por eso los espacios de las bibliotecas deben ser dinámicos, capaces de llamar la atención de los ciudadanos que nos visitan y capaces de mantener la asiduidad de nuestros lectores.

Decoración por el Día del Libro de la Biblioteca Municipal de Güimar con un texto de Elvira Lindo llamado "Leer" Fuente: imagen cedida por la Biblioteca Municipal de Güimar
Decoración por el Día del Libro de la Biblioteca Municipal de Güimar con un texto de Elvira Lindo llamado “Leer” Fuente: imagen cedida por la Biblioteca Municipal de Güimar

   F. Nietzsche afirma “cuando me represento la imagen de un lector perfecto siempre resulta un mosntruo de valor y curiosidad, y, además, una cosa dúctil, astuta, cauta, un aventurero, un descubridor nato” (Ecce Homo, 1971)  Nietzsche atribuye como cualidades: valentía, curiosidad, astucia, aventurero y descubridor¿no creen que nuestras bibliotecas públicas también deberían ser afines a estas cualidades? Debemos levantar curiosidad con una biblioteca dinámica y amena porque leer es tener curiosidad por sentir, por indagar, por buscar algo. Sin duda, nuestro papel relevante como bibliotecarios es crear consciencia de su necesidad y nuestro continuo desafío debe ser estimular su uso.

Senderos Literarios dedicado a Agustín Millares Sall recitando el poema "Cuerpos" Fuente: Biblioteca Pública de Arucas
Senderos Literarios dedicado a Agustín Millares Sall (Día de las Letras Canarias) recitando el poema “Cuerpos” Fuente: Biblioteca Pública de Arucas

   Las bibliotecas públicas ya no son sólo espacios de custodia de medios o soportes sino que también son espacios de invención y promoción. En ellas surgen constantemente proyectos que atañen a los ciudadanos y que impregnan a toda la comunidad. La voluntad y el trabajo de los profesionales que están al frente de las bibliotecas públicas de Canarias están haciendo de ellas auténticos  referentes culturales en sus municipios. Su libre y fácil acceso, su permeabilidad, su carácter cultural transversal avalan su mérito porque, pocas instituciones públicas ofrecen tanta incitación a la emancipación y felicidad personal. No importa el tamaño de su espacio ni la cantidad de su fondo bibliográfico  lo esencial es su presencia, su hospitalidad y el seguir manteniendo su significado cívico y social.

Bookcrossing de las Bibliotecas Públicas de El Rosario: La Esperanza y Tabaiba Fuente: imagen cedida por la Biblioteca Municipal de La Esperanza
Bookcrossing de las Bibliotecas Públicas de El Rosario: La Esperanza y Tabaiba #elRosariolee Fuente: imagen cedida por M. Pérez

“Las Bibliotecas Públicas contribuyen a la emancipación de aquellos que trasponen sus puertas, no solo porque dan acceso al saber, sino también porque permiten la apropiación de bienes culturales que apuntalan la construcción del sí mismo. Sin embargo, esta dimensión esencial de la lectura es a menudo desconocida o subestimada […]”(M. Pettit)

Un paseo por Las Palmas de Gran Canaria con la literatura de Galdós

“El puente ese me marea, y al pasarlo me parece que voy embarcado con su meneo y sus cadenas, fot. María Cruz
El puente ese me marea, y al pasarlo me parece que voy embarcado con su meneo y sus cadenas, fot. María Cruz

El Cabildo Insular de Gran Canaria, a través de la Consejería de  Presidencia, Cultura y Nuevas Tecnologías,  pone en marcha un proyecto literario enmarcado en la ciudad de Las Palmas de Gran Canaria, titulado “La ciudad de Galdós: letras en piedra y bronce”.

Una ruta literaria que recorre diez lugares emblemáticos de la ciudad donde se han tallado losetas en el pavimento e instalado  placas con citas representativas de la obra de Benito Pérez Galdós (1843-1920)   Además, junto a cada cita, los visitantes pueden  ver placas de bronce en las que podrá leerse el fragmento original, placas realizadas por los siguientes artistas: Ana Luisa Benítez, Teo Mesa, Leopoldo Emperador, Chano Navarro, Roberto Martinón y Alejandro García

En la casa natal del escritor se puede leer la primera de las losetas talladas y dice: “¿Que de dónde soy? Eso lo sabe todo el mundo. ¡De Las Palmas!” (La Esfera. 1914) El resto en las cuatro esquinas de la misma manzana:

Cano-Torres: “Nuestra imaginación es la que ve y no los ojos”  (Marianela. 1878);

Torres-Triana :“Imagen de la vida es la novela”  (La sociedad presente como materia novelable. 1897)

Triana-Malteses: “Buscamos lectores para traerlos al conocimiento”. La República de las Letras. 1905)

Cano-Malteses: “Conforme voy conociendo mejor el idioma, padezco más” (Por esos mundos)

Puente de Palo: “El puente ese me marea, y al pasarlo me parece que voy embarcado con su meneo y sus cadenas”. (El Ómnibus. 1862)

Monumento a Pérez Galdós (“En Electra he condensado la obra de toda mi vida, mi amor a la verdad” (Electra. 1901)

Cano-San Bernardo: “Por doquiera que el hombre vaya lleva consigo su novela” (Fortunata y Jacinta. 1887)

San Bernardo-Pérez Galdós: “La Historia está en lo que hacen todos y en lo que hace cada uno”. (El equipaje del rey José. 1875)

Pérez Galdós-Bravo Murillo: “La política y la diplomacia ofrecen ancho campo al talento” (De Oñate a La Granja. 1898)

Escultura de B. Pérez Galdós en el Barrio de Schamann, obra de Ana Luisa Benitez fot. María Cruz
Escultura de B. Pérez Galdós en el Barrio de Schamann, obra de Ana Luisa Benitez fot. María Cruz

“Dichoso el que gusta las dulzuras del trabajo sin ser su esclavo” (B.P. Galdós)

Una iniciativa de Animación y Fomento de la lectura que desde Probit queremos resaltar. Que puede motivar al ciudadano a conocer más a Galdós y, que también puede conducir a personas a las bibliotecas en busca de esa frase, ese mensaje que le ha dejado al leerla de manera inesperada, en la calle, mientras paseas, compras o descubres la ciudad de Las Palmas de Gran Canaria.

Rutas guiadas, un reclamo para ir a tu biblioteca

Desde Probit seguimos acercando,  difundiendo y relacionando actividades culturales con el mundo de las bibliotecas.

Bibliotecariodigital il. Yvonne Lee
Bibliotecariodigital il. Yvonne Lee

Retomamos el tema de las visitas guiadas por los centros históricos de distintas localidades. Un periplo que iniciamos hace unos meses con rutas literarias por el centro histórico de San Cristóbal de La Laguna y que, poco a poco, se van convirtiendo en recursos de gran aprovechamiento para fines didácticos, etnográficos y turísticos, rutas creativas y originales que van poco a poco revolucionando espacios urbanos y cultura.

En este nuevo post  destacamos rutas guiadas en torno a la masonería, definida como la ‘asociación secreta de personas que profesan principios de fraternidad mutua, usan emblemas y signos especiales, y se agrupan en entidades llamadas logias’. En Santa Cruz de Tenerife existe un templo relacionado con aquella, lo que determinó que la asociación cultural ‘TuSantaCruz’  organizase una visita para explicar su historia y la simbología implícita a él, si bien las siguientes programadas se han visto suspendidas por motivos de seguridad debido al estado en el que se encuentra el inmueble.

Mausoleo masónico en la Villa de La Orotava
Mausoleo masónico en la Villa de La Orotava

La otra alternativa está en La Orotava, donde también se está difundiendo la importancia que jugó la masonería gracias al esfuerzo de las editoriales Libreando y Le Canarien, de cuyos trabajos ya hemos dado cuenta. El pasado mes de abril se hizo la primera, congregando a más de cincuenta personas que visitaron lugares tan emblemáticos como los Jardines Victoria y el cementerio municipal. Para ampliar los conocimientos e inquietudes que puedan surgirte sobre este tema, te recomendamos que visites la biblioteca de tu localidad, donde podrás consultar algunos de los siguientes libros:

  • La masonería en La Orotava, de José M. Rodríguez Maza (2013).
  • Masonería e intolerancia en Canarias : el caso del Marquesado de la Quinta Roja, de Nicolás González Lemus y José M. Rodríguez Maza (2004).

Por último, también en La Orotava se llevará a cabo “Entre molinos. Memoria y tradición”, un proyecto etnográfico organizado por el Colectivo Cultural La Escalera, cuyo punto neurálgico será el 26 de mayo, momento en el cual el casco de la localidad se transformará para hacernos llegar el eco de cómo se vivía hace décadas entre  el denominado ‘Molino de Chano’ y el ‘Molino La Máquina’.

ilustracion2410
Molino de Chano, Villa de La Orotava

Gracias a esta iniciativa, el visitante podrá conocer y revivir la vida urbana de la zona que abarca el recorrido a través de la ‘puesta en escena ambientada en los años 40 y 50 del siglo pasado, recreando los trabajos de las lavanderas, el zapatero, el afilador, las vendedoras ambulantes…’.

Y en este caso también visita tu biblioteca donde comprobarás el fruto de este colectivo en forma de las publicaciones De álbumes y gavetas: La Orotava en imágenes (1999) y  Seis años, la mirada de un siglo (2003).