El Cabildo de Tenerife dice NO al préstamo de pago en las Bibliotecas Públicas

El Pleno del Cabildo de Tenerife aprobó el pasado viernes, por unanimidad de los cuatro grupos políticos que conforman esta corporación,  la Moción de rechazo del pago por préstamo en bibliotecas públicas en municipios de más de 5000 habitantes con el texto promovido por  parte de ambas Asociaciones de profesionales de las bibliotecas de Canarias: Abigranca y Probit.

mocion abigranca y probit para el cabildo

El Ayuntamiento de Santa Cruz de Tenerife se opone el canon por préstamo en bibliotecas públicas.

Probit y Abigranca, asociaciones de profesionales de las bibliotecas canarias, promotoras de la iniciativa

Fot. Probit
Fot. Probit

El Pleno ordinario del Ayuntamiento de Santa Cruz de Tenerife, celebrado el pasado viernes 27 de febrero, aprobó una Moción Institucional mostrando el rechazo al canon por préstamo en bibliotecas públicas, tal y como establece el Real Decreto 624/2014 de 18 de julio.

Esta normativa desarrolla el derecho de remuneración a los autores por los préstamos de sus obras realizados en determinados establecimientos accesibles al público, es decir, las bibliotecas públicas. El canon establece dos tipos de remuneración: 0,004 € por el número de obras objeto de préstamo con derechos de autor y 0,05 € por cada usuario inscrito que haya hecho uso efectivo del servicio de préstamo durante el año correspondiente.

Las administraciones de las que dependen las bibliotecas, corporaciones locales en la mayor parte de los casos, tendrán que hacer frente a esta retribución que saldrá de los exiguos presupuestos destinados a estos centros. La consecuencia directa es que cada vez habrá menos recursos para el sostenimiento de las bibliotecas: menos dinero para el mantenimiento, la mejora o la creación de nuevos espacios, para la adquisición de novedades bibliográficas, para el desarrollo de planes de fomento de la lectura, para la realización de actividades culturales, etc.

En este sentido, el Consistorio santacrucero ha apoyado por unanimidad la moción presentada por los Profesionales de las Bibliotecas de Tenerife (Probit) y la Asociación del Personal Bibliotecario de Gran Canaria (Abigranca), manifestando así su rechazo y disconformidad con una medida que pone en riesgo el libre acceso de la ciudadanía a la lectura y a la información. Además, dicho Pleno, solicita al Estado que declare a las bibliotecas públicas “exentas del pago por préstamo sobre el derecho de alquiler y otros derechos afines a los derechos de autor en el ámbito de la propiedad intelectual”.

Incluso la Comisión Técnica de Cooperación de Bibliotecas Públicas del Consejo de Cooperación Bibliotecaria, dependiente del Ministerio de Educación, Cultura y Deporte, ha solicitado que sea la Administración del Estado quien asuma este canon.

Varias han sido las voces que se han opuesto al canon, entre ellas las de diferentes Ayuntamientos y Cabildos isleños que han aprobado sendas mociones contra esta normativa, lo que ha supuesto que Canarias esté a la cabeza en oposición al préstamo de pago en bibliotecas públicas.

Canarias, a la cabeza en oposición municipal del préstamo de pago en las Bibliotecas Públicas

Un post de Cristina Ginovés y María Cruz. Grupo coordinador de Probit

No al canon
Fot. Cristina Ginovés, Probit

El pasado 18 de julio de 2014 el Gobierno Español comenzó a considerar los servicios públicos bibliotecarios como una actividad que resta ingresos a los autores y, desde dicha fecha han sido muchas las Bibliotecas Públicas Canarias que han dicho No al Real Decreto 624/2014, de 18 julio, por el que se desarrolla el derecho a la remuneración a los autores por los préstamos de sus obras en determinados establecimientos accesibles al público mediante la presentación y aprobación de Mociones municipales.

Durante estos últimos meses desde Probit y Abigranca (Asociación del Personal Bibliotecario de Gran Canaria) hemos realizado una campaña en contra del préstamo de pago en las Bibliotecas Públicas Canarias divulgando un modelo de Moción que se ha presentado en diferentes ayuntamientos de las Islas. Meses de trabajo en los que hemos estado convencidos de que ningún Bibliotecario resta ingreso alguno a un escritor sino que, muy al contrario, los incentiva. Entendemos este real decreto como una imposición legal que confunde derechos con intereses económicos fruto de una concepción y función errónea de los servicios bibliotecarios. Un auténtico despropósito que repercutirá en su desarrollo y, sin duda, un grave error el hecho de considerarlas como entidades que perjudican la economía de los autores sobrecargándolas en 2015 y, sobre todo en 2016, con unas tasas económicas que tendrán efectos negativos en sus presupuestos impidiendo su correcto desarrollo social y cultural en beneficio de la ciudadanía.

El resultado de este Real Decreto, como bien saben, es que cuanto mayor sea el número de préstamos y de usuarios activos en la biblioteca más deberá pagar el Ayuntamiento.  ¿A quién se premia realmente con esta medida? Creemos que se debe mediar, reflexionar y modificar construyendo una normativa donde se premie su labor y no se las castigue justo en unos momentos donde sus presupuestos están mermados.

Con estas Mociones presentadas en los últimos meses por distintos Ayuntamientos de ambas provincias, a los cuales felicitamos por haber dado este paso en beneficio de sus ciudadanos, solicitamos que se deje de identificar a las Bibliotecas como un prejuicio para los autores y que se defienda la idea de que son instituciones públicas que promocionan sus creaciones.

Fot. María Cruz Probit
Fot. María Cruz Probit

No aceptamos este Canon por préstamo bibliotecario porque es inconcebible aceptar que la recaudación económica de un libro esté por encima del servicio público que  prestan. Capaces de revolucionar un barrio y hasta una ciudad contribuyendo a crear ciudadanos libres y críticos con proyectos de promoción, animación y fomento a la lectura y garantizando el pleno derecho a la educación y la cultura.

Hasta ahora en total son siete los Ayuntamientos de Canarias que han dicho No al Préstamo de Pago en las Bibliotecas Públicas más el Cabildo de Fuerteventura, lo cual sitúa al Archipiélago a la cabeza de la oposición municipal del canon.

El primero en decir no de la isla de Gran Canaria  fue el Ayuntamiento de Arucas y el primero en la isla de Tenerife fue el Ayuntamiento de El Rosario. Desde el mes de octubre hasta diciembre se han sumado los Ayuntamientos de Adeje y San Cristóbal de La Laguna en Tenerife; Agüimes, Santa María de Guía Gran Canaria y Gáldar en Gran Canaria y el Ayuntamiento de La Oliva en la isla de Fuerteventura.

Il. J.R. Mora
Il. J.R. Mora

Esperamos que en 2015 se sumen muchas más Bibliotecas Canarias y den el paso a decir ¡NO!

Nuevo borrador sobre el préstamo de pago en las Bibliotecas

Imagen

Y mientras las Bibliotecas Públicas están ocupadas defendiendo sus servicios frente a los continuos recortes aparece una antigua amenaza: El préstamo de pago en las bibliotecas.

Esta semana el Ministerio de Educación, Cultura y Deportes ha publicado un borrador de decreto con el fin de remunerar a los autores en el préstamo de sus obras. Borrador que ha sido puesto a información pública y con un plazo para presentar alegaciones en la Subdirección General de Coordinación hasta el 16 de marzo. Una medida que se ha extendido por los Medios Sociales alertándonos a todos de la situación.

Desde el ambiente bibliotecario pensamos que cuando un libro ingresa en la colección de una Biblioteca ocupa un lugar perpétuo en su fondo bibliográfico a disposición de cualquier lector y ¿qué mejor escaparate para autor y editor? Los libros en las bibliotecas se promocionan y se difunden a través de actividades, bien de extensión cultural bien de animación a la lectura organizadas por ellas mismas y, muchas veces, sin ningún tipo de ayudas de editoriales e instituciones ¿qué mejor escaparate?

El nuevo borrador empeora la situación que se había planteado hasta ahora. Entre otras cosas, el borrador actual rebaja el pago de 0.20 € al año por cada libro a 0.16 céntimos por cada libro que se compra pero, añade un nuevo concepto a la hora de calcular el canon: lectores que usan el servicio de préstamo de ese libro. Lo que significa que, cuantos más préstamos hagamos de ese libro, cuanto mejor trabajemos, más se tendría que pagar a las entidades de gestión.

“Vaya paradoja: las administraciones no pueden ofrecer fondos a las Bibliotecas Públicas para renovar sus colecciones porque no hay dinero, pero sí llenar las arcas de las sociedades de gestión privadas. Siendo, además, el sector público el que hace todo el trabajo: la recaudación y la promoción de los préstamos”.

La Plataforma No al préstamo de pago en las Bibliotecas ha iniciado su difusión y su lucha en su blog y también en los Medios Sociales haciendo una llamada de atención a todos: bibliotecarios y usuarios.

Imagen

No al préstamo de pago en bibliotecas

Para todos los que no conozcan la iniciativa ‘No al préstamo de pago en bibliotecas’, aquí les dejamos el enlace: http://noalprestamodepago.org/

En el apartado “Adhesiones” tanto las bibliotecas como los usuarios de las mismas, entre otros, podrán formar parte activa de este movimiento que se opone al pago de un canon por los préstamos que realizan las bibliotecas públicas. El pago de ese canon injusto en concepto de derechos de autor por parte del Ministerio de Cultura, ha provocado menores inversiones en adquisición de fondos, sin contar la oleada de recortes que las bibliotecas están sufriendo. En esta web podrán leer multitud de casos sobre cierres en la Comunidad de Madrid.

Con un simple correo electrónico cada una de nuestras bibliotecas podrá adherirse a esta iniciativa. O bien podemos descargarnos la documentación disponible en esta web para informar a nuestros usuarios de lo que encierra esta medida.

¡Cuantos más participemos mejor!