“Encuentro en la biblioteca”, una actividad lúdico-familiar en Garachico

La Biblioteca Municipal de Garachico apuesta decididamente por ofrecer a sus usuarios un nuevo concepto de espacio cultural más dinámico y participativo, convirtiendo su centro en un ente vivo gracias a la celebración de una actividad en la que el centro neurálgico lo constituyen la lectura y la vinculación niño-familia.

A continuación reproducimos el contenido de la noticia publicada en La Voz de Tenerife con el fin de contribuir a difundir esta experiencia.

Detalle de la Biblioteca Municipal de Garachico (Tenerife)
Fuente: fotografía tomada de La Voz de Tenerife, miércoles 14 de noviembre de 2012

Esta actividad pretende acercar a los menores y a sus familias al mundo de la literatura y el arte a través de charlas, sesiones de cuentos, juegos literarios y encuentro con algunos autores.

Estos escritores y narradores dialogarán con los lectores que se acerquen a la biblioteca e intentarán que sea una experiencia confortable y lúdica, evitando el rechazo a la literatura.

La actividad se desarrollará los jueves 15, 22 y 29 de noviembre a partir de las 17:00 horas en la Biblioteca Municipal de Garachico, ubicada en el Antiguo Convento de San Francisco.

Aunque está dirigida preferentemente a la población escolar comprendida preferiblemente entre 5 y 12 años, también se pretende acercarla a las familias de los niños. Así los miembros de cada unidad familiar podrán adquirir recursos para disfrutar del arte y la lectura, lo que implica ampliar sus miras en ámbitos como la desigualdad o la solidaridad.

Objetivos

El principal cometido de esta actividad es acercar a los niños y a sus familias al mundo de los libros. No obstante, con este encuentro bibliotecario también se espera favorecer el desarrollo integral de las personas y potenciar la igualdad entre ellas con las lecturas seleccionadas.

Por otro lado, se pretende iniciar a menores, preferiblemente junto a sus familias, en el mundo de la palabra como creatividad y alternativa al divertimento.

Por último, el que en cada uno de los encuentros esté presente un autor o autora dará al niño la posibilidad del diálogo, la reflexión y de incrementar su proceso de formación lectora.

Garachico: la lectura pide su espacio

Con el título ‘La lectura pide su espacio’, el domingo 27 de mayo Diario de Avisos publicó una noticia bastante inusual, que demuestra el valor que muchas personas le otorgan a las bibliotecas.

El artículo explica cómo la biblioteca del CEIP Antonio del Valle Menéndez, en Garachico, se encuentra en un cierto estado de abandono debido a unas instalaciones obsoletas y poco versátiles, que no invitan precisamente a que los alumnos la visiten y la utilicen. Hasta aquí todo normal.

Sin embargo, desde el AMPA están trabajando para poder reunir los 22.000 euros que les costaría poner en marcha un proyecto de transformación del espacio bibliotecario. La iniciativa se concreta con una serie de acciones directas, como es la venta de camisetas, gorras o números de participación en sorteos. Es lo que en la jerga especializada conocemos como marketing de sensibilización social. Asimismo, se tratará de obtener algún tipo de subvención relacionada con proyectos de acción social.

Hace unos días Julián Marquina publicó en Biblogtecarios ‘El crowdfunding llega a las bibliotecas… ¿y eso es bueno o malo?’, que cuenta la experiencia de un pequeño pueblo estadounidense llamado Shutesbury, en el que la población se ha volcado en la recaudación de 200 mil dólares para la construcción de una nueva biblioteca. Lo más increíble es que han logrado reunir semejante cantidad, ¡un pueblo de 2000 habitantes!

Sin pretender comparar ambas iniciativas, sobre todo por la tradicional implicación de la sociedad anglosajona en la cultura de la donación, ambas noticias guardan similitudes que demuestran cómo las situaciones de crisis pueden dar lugar a soluciones imaginativas a través del trabajo colectivo. Nosotros mismos, como proyecto de asociación, tendremos que ser capaces de obtener los fondos necesarios para ser capaces de acometer las acciones que definamos según los objetivos de PROBIT. ¿Será suficiente el pago de una cuota anual por parte de los socios? ¿Se podría pensar en alternativas para la obtención de recursos extra?

Les animo a que comenten este tipo de noticias, siempre es enriquecedor el intercambio de ideas.