La ‘Lectura fácil’ como técnica para facilitar la compresión lectora

   Posteado para Probit por Esther Pulido, ténica responsable de la Biblioteca Insular Especializada en Discapacidad de Sinpromi S.L. y adaptadora del libro en Lectura fácil Hoichi, cuento japonés de fantasmas. Martes 16 de junio de 2014.  Más información y conteacto en:

  • Correo electrónico biblioteca.sinpromi@tenerife.es

   La Biblioteca de Sinpromi tiene como objetivo específico el fomento de la accesibilidad cognitiva y la promoción de la lectura entre las personas con dificultades de comprensión. La Lectura fácil se ha constituido en la herramienta fundamental para conseguirlo.

    La Lectura Fácil consiste en la aplicación de unas normas internacionales a los textos para hacerlos más fáciles de comprender. El formato de Lectura fácil sirve para facilitar a la población con dificultades lectoras el acceso a la información y a la literatura. No sólo las personas con discapacidad intelectual se benefician de estas adaptaciones lingüísticas, también las personas mayores, la inmigración reciente y los jóvenes con dislexia, afasias y otros trastornos.

Logo alusivo a la Lectura Fácil. Fuente: imagen cedida por la autora del post
Logo alusivo a la Lectura Fácil.
Fuente: imagen cedida por la autora del post

   La Lectura fácil trabaja sobre la expresión escrita (gramática, vocabulario, estilo) y la edición (tipografía, ilustración, maquetación) de libros, documentos y páginas Web. Sus ámbitos de actuación son tan amplios como vasto es el mundo de información escrita que inunda nuestra actividad ciudadana y personal. De ahí la importancia de aplicar soluciones de accesibilidad a los contenidos escritos.

    La Biblioteca de Sinpromi cuenta en su catálogo con una colección de libros y documentos en Lectura fácil que contiene clásicos de la literatura universal, novelas, libros divulgativos y documentos de interés para la vida cotidiana.

Portada del libro "Hoichi: cuento japonés de fantasmas en lectura fácil". Fuente: imagen cedida por la autora del post
Portada del libro “Hoichi: cuento japonés de fantasmas en lectura fácil”.
Fuente: imagen cedida por la autora del post

    Además realizamos nuestras propias adaptaciones. Los boletines Leeigual.dis y Boletín Digital de Discapacidad tienen sus noticias adaptadas a este formato. El año pasado dimos el salto a la literatura mediante la adaptación de “Hoichi, cuento japonés de fantasmas en lectura fácil”. Se trata de un cuento tradicional protagonizado por un poeta y músico ciego. La Asociación Lectura Fácil identificó con su logotipo que nuestro libro ha sido escrito según las directrices internacionales de la IFLA e Inclusion Europe en cuanto al lenguaje, contenido y forma.

    Personas con discapacidad intelectual participaron durante el proceso: un grupo de usuarios de la biblioteca revisó el texto y los alumnos con discapacidad intelectual del Taller de artes plásticas Giro Arte ilustraron las páginas de este libro. La obra, que se encuentra disponible en formato digital, ha tenido una gran acogida por parte del público y profesionales de la Lectura fácil.

    Este año hemos dado un paso adelante en nuestro afán de acercar la literatura a las personas con dificultades lectoras. Con la creación del Club de Lectura Fácil “Dos Palabras” abrimos una puerta a los adultos con discapacidad intelectual que quieren leer y que no encontraban libros acordes a su edad y capacidad lectora. Hemos creado el primer espacio compartido de lectura, comunicación y aprendizaje en Canarias que usa estos materiales, por ello, nuestra comunidad autónoma ya se encuentra en el Mapa de Lectura fácil.

Club de Lectura  de la Biblioteca Insular Especializada en Discapacidad. Fuente: imagen cedida por la autora del post
Club de Lectura de la Biblioteca Insular Especializada en Discapacidad.
Fuente: imagen cedida por la autora del post

   Nuestro Club de lectura fácil consiste en un grupo de usuarios de la biblioteca que se reúnen cada dos semanas para leer un mismo libro y comentarlo. Con este club nuestros lectores mejoran su nivel de comprensión, amplían sus conocimientos, desarrollan habilidades comunicativas y potencian su autoestima. Las lecturas se complementan con actividades didácticas y lúdicas que contribuyen a una mejor comprensión de los textos. La actividad del Club está recogida en el blog en lectura fácil Bibliofácil.

    Además, estamos reuniendo una colección de ejemplares múltiples de un mismo título con el fin de constituirnos en Biblioteca depositaria. Nuestro objetivo es prestar lotes de libros de lectura fácil a bibliotecas e instituciones que quieran organizar sus propios clubs de lectura y otras actividades de animación lectora. Todo ello con la colaboración y el asesoramiento de la Biblioteca de Sinpromi.

    Nuestro deseo es llevar la lectura fácil a todos los agentes implicados (bibliotecas, librerías, asociaciones, sector educativo, etc.) en Canarias. Por ello ofrecemos charlas sobre lectura fácil a aquellas instituciones interesadas en aprovechar las ventajas que ofrece este sistema para promover la inclusión social y el acceso a la cultura.

    En el futuro habrá más adaptaciones y toda la colaboración que desde Sinpromi podamos ofrecer a los profesionales de las bibliotecas de nuestra isla que ganarán, con la Lectura fácil, nuevos lectores, nuevos espacios para la lectura y más democracia lectora.

Anuncios

I Charla sobre Lectura Fácil en Canarias

I Charla de Lectura Fácil en Canarias
I Charla de Lectura Fácil en Canarias

   Sinpromi S.L. organiza la I Charla sobre Lectura Fácil en Canarias dirigida a profesionales de Bibliotecas. Este encuentro tendrá lugar en la Biblioteca de TEA Tenerife el día 15 de Mayo. Nuestro objetivo es dar a conocer la lectura fácil en la red bibliotecaria canaria, como eje principal de la inclusión social a través de la lectura.

   La lectura fácil es un formato de texto que se caracteriza por ser fácil de comprender y está destinado a personas con dificultades lectoras (el 30% de la población). En la charla informativa trataremos el origen y objetivos de la lectura fácil, cómo se hace y qué beneficios aporta a los usuarios e instituciones. Explicaremos cuáles son las acciones de la Biblioteca de Sinpromi en materia de lectura fácil, entre ellas la adaptación de noticias y textos literarios, la realización de clubs de lectura fácil y el préstamo de materiales adaptados. Además, presentaremos el libro “Hoichi: cuento japonés de fantasmas en lectura fácil“, primera adaptación literaria escrita a en nuestra comunidad autónoma y editada por Sinpromi. Se entregará un ejemplar del libro a los asistentes.

   El aforo es limitado y la inscripción estará abierta hasta el 7 de mayo de 2014. 

Enlace al formulario de inscripción

Más información en  biblioteca.sinpromi@tenerife.es

La biblioteca como agente social: préstamo a domicilio para personas discapacitadas

“No es la discapacidad lo que hace difícil la vida, sino los pensamientos y acciones de los demás”.

En 2011 la Biblioteca Municipal de Valdepeñas (Jaén) presentó un proyecto denominado “Biblioteca a domicilio”, centrado en favorecer a todas aquellas personas que “por cualquier motivo, relacionado con su movilidad, les sea imposible, o muy dificultoso llegar a ella”.

Cartel Biblio a Domicilio Jaen
Cartel del servicio “Biblioteca a Domicilio”
Fuente: imagen obtenida del blog de la Biblioteca Municipal de Valdepeñas (Jaén)

Este servicio de extensión bibliotecaria contaba con la colaboración de la Asociación de Discapacitados “Los Jilgueros”, que cumplía la función de intermediaria entre el centro y los usuarios, pues sus voluntarios se encargaban de entregarles a aquellos los distintos documentos que se les prestaba en las bibliotecas.

Además, con vistas a conseguir una mayor efectividad, los beneficiarios del servicio no tenían por qué ser usuarios de la biblioteca, ya que el préstamo se realizaba a nombre de la referida asociación, y se veía igualmente complementado porque podían llamar a la referida biblioteca o al teléfono facilitado por  “Los Jilgueros”. De este modo, el usuario en cuestión podía solicitar el libro deseado o alguna recomendación al respecto, encargándose dichos voluntarios de llevarlos y devolverlos al indicado centro.

“A nuestro alrededor hay personas que necesitan nuestra ayuda, no solo para cruzar la calle o para subir unas escaleras, sino también para tener con quien reírse, alguien en quien confiar. Todos tenemos alguna discapacidad… Quizás la nuestra sea que no nos damos cuenta que podemos cambiar la situación”

Blog biblioabrazo
Blog biblioabrazo

Este servicio también lo podemos encontrar en otros ámbitos como pueden ser la Biblioteca de la Universidad de Cádiz y la de la Universidad de Las Palmas de Gran Canaria, que lo presenta como “el derecho de las personas con discapacidad a acceder a la información en igualdad de condiciones”.

En este último caso el servicio a los discapacitados es mayor, pues abarca desde el referido préstamo a domicilio, pasando por la reserva de ordenadores portátiles con software específico, puestos informáticos preferentes (usuarios con discapacidad visual), y puestos de lectura y consulta preferentes (usuarios con movilidad reducida), entre otros.

Queremos también destacar en el ámbito canario la Telebibioteca Pública Municipal de Las Palmas de Gran Canaria, un servicio municipal gratuito de préstamo de libros, audiolibros,  material audiovisual y e-readers a domicilio para personas que presenten una discapacidad temporal o permanente igual o superior al 33% y para las personas mayores de 75 años.

Un proyecto que tiene como fin el fomento de la lectura entre los ciudadanos con dificultades de acceso al sistema de préstamo de las bibliotecas públicas. La telebiblioteca funciona a través de un teléfono gratuito, como medio de contacto con el usuari@.  Consulta el servicio de esta biblioteca.

Por otro lado destacamos también y seguimos en la misma isla, el Servicio de préstamo a personas discapacitadas de la Universidad de Las Palmas de Gran Canaria.

Abuela leyendo
Leer no tiene edad
Fuente: imagen reproducida del blog Bibliopiedras

Pero, ¿cuál es la realidad de las bibliotecas públicas municipales de Canarias respecto a ese servicio? Desde Probit les invitamos a todas a que se sumen a iniciativas como la de la Biblioteca Municipal de Valdepeñas con el fin de lograr una mayor integración social de las personas discapacitadas y de las encuadradas dentro de la denominada “tercera edad”, que normalmente quedan excluidas de las ventajas y beneficios que ofrecen las bibliotecas.

Y si tu biblioteca tiene algún servicio como este o si eres un usuario del mismo, nos gustaría que nos contaras tu experiencia para trasmitírsela de viva voz a otras muchas, dejando un comentario a este post o remitiendo un mail a plataformaprobit@gmail.com

‘I Seminario sobre Retos de las Bibliotecas’: un resultado muy positivo para el sector profesional de las bibliotecas canarias

Presentación del Seminario con los miembros de Probit y Carmen Julia Hernández (Subdirectora de la Biblioteca de la ULL)
Presentación del Seminario con el grupo coordinador de Probit y Carmen Julia Hernández (Subdirectora de la Biblioteca de la ULL)

El pasado sábado, 18 de mayo, la Plataforma de Profesionales de las Bibliotecas de Tenerife (Probit) organizó el I Seminario sobre Retos de las Bibliotecas en colaboración con la Biblioteca General y de Humanidades de la Universidad de La Laguna.

Probit pone en marcha esta nueva propuesta con el fin de continuar aunando al sector profesional de las bibliotecas canarias, en la cual también participaron todas aquellas personas no vinculadas laboralmente a este ámbito. Un esfuerzo que pretende fomentar el intercambio de experiencias e ideas a través de dos conferencias de temáticas y áreas diferentes:

En primer lugar, Mar Pérez Rodríguez (Responsable de la

Mar Pérez Rodríguez
Mar Pérez Rodríguez

Hemeroteca de Humanidades de la Universidad de La Laguna) nos habló de la Web 2.0: el por qué y cómo utilizarla desde las bibliotecas públicas,  teniendo como objetivo principal el usuario de nuestra biblioteca.

En segundo lugar, Esther Pulido del Río (Técnica de la Biblioteca Insular Especializada en Discapacidad, Sociedad Insular para la Promoción de las Personas con Discapacidad–Simpromi) nos hizo borrar la palabra “barreras” para hablar de “bibliocapacidades“, es decir, fórmulas, ideas y desafíos para hablar de la “accesibilidad” de este grupo de personas a su biblioteca pública.

Esther
Esther Pulido del Río.

En conclusión,  queremos destacar la buena acogida de este I Seminario tanto del sector profesional de las bibliotecas canarias como del público en general, confirmándose este nuevo proyecto como una cita de encuentro y de intercambio entre todas las personas afines al ámbito bibliotecario.

Aforo del Seminario y presentación de Esther Pulido por Probit
Aforo del Seminario y presentación de Esther Pulido por Probit

Desde Probit seguiremos trabajando para celebrar el próximo año el II Seminario con el mismo entusiasmo que en esta edición, dando a conocer contenidos de actualidad que contribuyan a la formación de dichos profesionales.

3_bis
Gracias a tod@s

Cien palabras solidarias para ÁMATE

La Asociación de Mujeres con Cáncer de Mama de Tenerife (ÁMATE) y la Asociación Canaria de Cáncer de Mama y Ginecológico (ACCMGV) reciben doscientos ejemplares en concepto de donación por parte de la editorial Nace bajo el título “100 palabras solidarias”.

Un libro constituído de relatos obtenidos de un proyecto llevado a cabo por el programa “Roscas y Cotufas” en la Radio Televisión Pública en la sección titulada “Leer por leer” y dirigido por Kiko Barroso. Los relatos fueron remitidos por los oyentes del magacín vespertino en la temporada 2010-2011 con no más de cien palabras sobre diferentes temas que proponía el director: asilo político, el Carnaval, los fantasmas…

La Editorial Nace se ha hecho cargo del lanzamiento del libro y la totalidad de los beneficios recaudados se destinarán a ÁMATE y a ACCMGV.

Imagenver fuente

¿Alguien ha visto mi biblioguagua?

Uno de los servicios más desconocidos en el ámbito bibliotecario tinerfeño es la denominada Biblioguagua (equivalente a Bibliobús), que se desarrolla preferentemente en Santa Cruz de Tenerife, y que del mismo modo suele vincularse en la época estival a determinadas localidades con destacado turismo de playa.

Ejemplo de Bibliobús
Ejemplo de bibliobús
Fuente: imagen reproducida de la Web de bibliobuses.com

Se trata de bibliotecas móviles, cuya finalidad es prestar un servicio cultural en aquellas áreas geográficas que carecen de bibliotecas o que se encuentran alejadas de la más cercana, sin olvidar tampoco que su utilidad es extensible a grupos sociales que también se ven limitados en el uso cotidiano de estos centros.

Los primeros bibliobuses comenzaron a funcionar en Estados Unidos, pero la idea, tal y como se conoce en la actualidad, es el resultado de una serie de tentativas que incluyen desde los clubes de lectura hasta las bibliotecas viajeras.

En el caso de España, su nacimiento hay que buscarlo igualmente en las bibliotecas viajeras y en los lotes de libros circulantes. Aunque se considera que su origen data de 1938, puesto en marcha por la Generalidad de Cataluña como servicio bibliotecario para los soldados del frente, realmente el impulso definitivo se produjo en 1953 con la inauguración oficial del primer bibliobús creado por la Dirección General de Archivos y Bibliotecas para prestar sus servicios en el extrarradio y suburbios de Madrid.

Bibliobús
Bibliobús creado por la Dirección General de Archivos y Bibliotecas
Fuente: imagen reproducida del blog “lalibretadeanele”

Respecto a su funcionamiento, su fondo bibliográfico y hemerográfico se va renovando periódicamente con el fin de ofrecer a los usuarios una lectura actualizada tanto en los géneros literarios como en los libros de carácter divulgativo relativos a cualquier materia.

Tenerife, como el resto del archipiélago canario, justifica este déficit tanto por su relieve, que impide el acceso de guaguas a muchas zonas por su elevada pendiente, como por condicionar los propios servicios a una única biblioteca municipal, sin descentralizarlos a través de la creación de bibliotecas de barrio, a lo que hay que añadir la falta de inversión económica en materia de movilidad.

Desde Probit invitamos a todas aquellas personas que trabajen en alguna de las bibliotecas de la Isla a que se informen sobre este servicio con el fin de evaluar la posibilidad de añadirlo a los que ya prestan en sus respectivas localidades, teniendo en cuenta la frutífera experiencia de la Biblioguagua de la Biblioteca Municipal Central de Santa Cruz de Tenerife, cuyo servicio comenzó en 1977.

Para ello, recomendamos los siguientes enlaces:

Información sobre la solicitud de carné de lector de la Biblioguagua de Santa Cruz de Tenerife

Asociación de Profesionales Bibliotceas Móviles

Pautas de la IFLA sobre bibliobuses

Bibliotecas y estanterías: una relación de amor-odio

Tengo la impresión de que nadie se fija, de que hoy en día no hay nada más importante que tener una biblioteca con la mayor cantidad de servicios posibles dentro de un amplio horario de atención al público.

Se puede llegar al drama nacional si en una de ellas deja de funcionar el servicio de Internet porque entonces se paraliza nuestro vínculo virtual con el mundo en forma de teléfonos móviles, tablet y ordenadores; a navajazos si entre su fondo bibliográfico no consta el último libro de Ruiz Zafón; y hasta generarse una batalla campal si la persona que atiende a un usuario le hace un simple comentario orientativo respecto a los textos paupérrimos de Federico Moccia.

Pero nadie se fija, nadie le presta atención a las estanterías en una biblioteca.

Estanterías en bibliotecas_2
Estanterías no aptas para una biblioteca
Fuente: imagen reproducida del blog http://afaltademochuelos.wordpress.com

En los años que llevo trabajando en la mía y en otras muchas en las que he sido usuario siempre me encuentro con ese problema: falta una planificación eficaz que permita a todos los usuarios un acceso directo, sencillo, rápido y sin barreras a cualquier material que forme parte de ellas.

Se ha escrito mucho sobre este tema, indicando pautas y normas que se deberían cumplir para lograr esos objetivos, pero la realidad siempre es otra, mediatizada muchas veces por la falta de fondos económicos que permitan renovar las viejas estanterías que en ciertos casos forman parte de la propia fundación de determinados centros o reutilizar otras que no reúnen las características propias para este tipo de lugares.

Al final te das cuenta de que no se ha producido ese proceso regenerador que permita tener bibliotecas con las comodidades más simples y al alcance de todos los usuarios. De este modo, he visto estanterías aberrantes que perviven contra natura en algunas que presumen de modernidad; otras de esas metálicas de ferretería que con el tiempo acaban oxidándose, ofreciendo pequeños puntos color ocre que vetean su superficie; y las de salas infantiles sin vida, hasta el punto de no tener siquiera pegados pequeños letreros de colores con dibujos para hacerlas más atractivas.

No es de extrañar que uno se tope incluso con niños mirando desconsolados hacia las alturas, unos cuantos centímetros por encima de ellos que son todo un mundo, sin poder acceder a los libros por más que extiendan sus pequeños brazos debido a una aberrante disposición en altura de aquellas.

Estanterías en bibliotecas_1
Estanterías y libros: ¿una relación de amor odio?
Fuente: imagen reproducida del blog http://bibliotecas1978.wordpress.com

Pero lo que no puedo es dejar de sentir vergüenza al ver cómo un discapacitado se acerca a una de esas estanterías y no puede coger un libro porque una vez más está demasiado alto o porque aquellas están dispuestas junto a mesas y sillas de tal manera que tampoco le son accesibles por la falta de movilidad. En ese momento es cuando pienso que en realidad le estamos colgando la etiqueta de discapacitado porque hasta entonces era una persona normal.

Yo vivo cada día esta sensación, rodeado de gigantes con brazos de madera o metal a los que muchas veces no llego, recurriendo a sillas o a peligrosos taburetes para ponerme a su altura. Entonces me vienen a la mente esas bibliotecas antiguas donde había que subirse a una escalera móvil de madera, apoyada contra un rail que se colocaba a lo largo y ancho de la propia estructura de las estanterías, subiendo mi pequeño Everest para colocar un libro que nadie más que yo sabe dónde está.

Francisco Javier León Álvarez
Biblioteca Pública Municipal de La Orotava