Las Bibliotecas Públicas Canarias en las Redes Sociales

no canon selfie Un post de María Cruz @mariaxeper 
Bibliotecaria y community manager. Interesada en el mundo de las Bibliotecas como auténticas redes sociales y en los proyectos de lectura revolucionarios.Miembro del equipo coordinador de Probit.

La tercera y última ponencia que cerró el III Seminario sobre Retos en las Bibliotecas estuvo dedicada a la presencia en la web social de las Bibliotecas Públicas Canarias  y al papel del bibliotecario como puente entre la sociedad y la biblioteca. Un breve recorrido por estas herramientas, cómo implementarlas y cómo incentivan la visibilidad y la participación ciudadana, todo bajo el título: “Las Bibliotecas como auténticas Redes Sociales”.

unnamed

Cambio social y compromiso social son conceptos ligados, cada vez más, a las Bibliotecas Públicas. Fue en el siglo XIX, gracias a los continuos movimientos democráticos estadounidenses cuando se comenzó a hablar de la Biblioteca como institución social y, desde entonces, éste es uno de los objetivos y principios sustanciales que orientan nuestro trabajo.

” La Biblioteca es un fenómeno social, en el mundo social y con funciones sociales” (Rajam, 1997), por ello debemos tratar de construir ese puente entre el espacio real  y el espacio virtual, entre el lugar y la sociedad con el fin de hacerlas visibles e involucrar a nuestra comunidad. Está en manos del Bibliotecario que así sea.

Captura1

Analizando la situación de las Bibliotecas Públicas de Tenerife vemos cómo esta  presencia  es bastante minoritaria y que la gran mayoría de bibliotecas solamente poseen como canal de información la web municipal. Sin lugar a dudas, nuestras bibliotecas han quedado ancladas al pasado. Maniatadas a una web municipal que imposibilita su independencia informativa y dinamizadora; imposibilita la participación e interacción con la ciudadanía; una página condicionada y limitada por el gestor de contenidos y las políticas de diseño municipal. En definitiva, no existe una actualización constante de su trabajo ni una relación diaria. Y, casi,  igual situación se da en Gran Canaria.

Captura

Si clasificamos las Bibliotecas Públicas de Tenerife en tres grandes grupos: grandes (BPM Central de Santa Cruz y Biblioteca Adrián Alemán de Armas de San Cristóbal de La Laguna), medianas (BPM de La Orotava y BPM Tomás de Iriarte del Puerto de la Cruz) y pequeñas (resto de municipios de la isla),  vemos que el resultado es bastante llamativo.

Captura4

Es interesante analizar el ¿por qué las bibliotecas del área metropolitana  no tienen presencia en ninguna red social salvo la Biblioteca Pública del Estado de Santa Cruz de Tenerife? y, frente a ello, vemos cómo las pequeñas y medianas bibliotecas de la isla sí han dado el paso a las redes sociales ¿Cuál es la razón?, ¿Apuestan por la visibilidad y cercanía con su comunidad vecinal? Éstos y otros aspectos dieron pie a un interesante debate al cierre del Seminario entre los asistentes.

La situación respecto a las consideradas “grandes bibliotecas” en Gran Canaria es diferente. Aquí apuestan por tener presencia en alguna red social y, haciendo uso del título que lleva esta ponencia, me atrevería a afirmar que la Biblioteca Insular de Gran Canaria es el más claro ejemplo en Canarias de entender “la Biblioteca como una auténtica red social”.

Una Biblioteca Pública debe ser el conjunto de una gran comunidad a la que tratar de sorprender a diario. Transmitir una imagen activa, de sentirse en ella como en casa. Lugar idóneo para resolver necesidades. Un espacio que escucha, que habla, que te acompaña y que está permanentemente abierta.

La situación económica y social vivida en España en estos últimos años más el frenético avance de las tecnológias, han puesto en cuestión su papel como espacio y servicio necesario para el acceso a la información y el conocimiento de los ciudadanos. Y, no cabe ninguna duda de que ante esta situación se hace necesario, más que nunca, dar visibilidad a las Bibliotecas Públicas en el entramado social.

Captura2

Poco a poco,  los Bibliotecarios deberán ir saliendo fuera de esa zona de comodidad y estatismo de la que han disfrutado antaño para asumir un nuevo papel. Ahora somos auténticos científicos de laboratorio que experimentamos constantemente con cosas nuevas en beneficio de nuestra comunidad. Algunas funcionan. Otras no. El éxito reside en analizarlas para mejorar.

Hablamos del Bibliotecario de la Web Social, el community manager bibliotecario o el bibliotecario INprendedor del que habla Julián Marquina como aquella persona encargada de las relaciones e interacciones entre la Biblioteca y el público en general a través de los Medios Sociales.

Captura3

Somos el nexo  entre el usuario que busca, demanda o está simplemente en la web pero desconoce nuestros servicios y la Biblioteca. Es ahora cuando es fundamental poseer un gran compromiso con nuestra comunidad y, no es suficiente con afirmar que mi biblioteca tiene presencia en alguna red social. Ni con publicar una, dos, ó cinco noticias a diario si no empatizamos, transmitimos, animamos y motivamos a que los usuarios a que participen de nuestro experimento. Tenemos que involucrarlos para que se sientan protagonistas en su biblioteca y…


Es ahí donde está realmente el reto.


Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s