Piratas invasores de espacios urbanos : La Biblioteca Tomás de Iriarte del Puerto de la Cruz en Tenerife

 Posteado por Isabel Bacallado, jueves 5 de junio de 2014

II Seminario de Probit Retos de las Bibliotecas (fot. Probit)
II Seminario de Probit Retos de las Bibliotecas (fot. Probit)

   En el II Seminario sobre Retos de las Bibliotecas, celebrado el pasado 17 de mayo en la Biblioteca General y de Humanidades  de la ULL, también hablamos de dinamización y estrategias de las Bibliotecas Públicas en favor de la animación y el fomento de la Lectura. Con el título Invadiendo Espacios: experiencia de animación lectora”, Fernando Viale y María Matilde Perera expusieron sus proyectos llevados a cabo en la Biblioteca Pública Tomás de Iriarte del Puerto de la Cruz (Tenerife) durante los últimos años.

   Con su dinámica intervención los asistentes pudieron descubrir pinceladas de su creatividad, esfuerzo y trabajo en equipo con el fin de hacer llegar su Biblioteca a la ciudadanía portuense. Un sinfín de estrategias que hizo que todas aquellas personas que nunca habían hecho uso de los servicios públicos de la Biblioteca, no solo es que se plantearon en hacerlo y acudieron a la Biblioteca sino que, además, se convirtieron en parte esencial de sus proyectos de animación lectora.

   Se trataba de una biblioteca que no destacaba  precisamente por la calidad y belleza del edificio, ni por la disposición de las estanterías o la amplitud de su espacio, sino que su belleza residía en el personal que día a día, con dedicación y entrega, hacía llegar la biblioteca a la ciudadanía. Pero también hubo quejas. Muchas quejas porque para muchos, desgraciadamente, las Bibliotecas son salas silenciosas de estudio.

   Una mesa “robada” y una pequeña caja de fruta vacía regalo de alguna tienda cercana, fue la chispa para que Fernando y Matilde transformarán su Biblioteca creando un universo nuevo para sus usuarios, acercándoles los libros que permanecían dormidos en las estanterías y mostrándolos como en un comercial escaparate. “Es solo marketing bibliotecario”, argumentaban.

   Pero no era suficiente con mesas temáticas, cambios de organización bibliográfica o “libros que me encuentro por sorpresa”. Además se trata de una Biblioteca enmarcada en un espacio urbano muy particular y con una ciudadanía muy dispersa. Había que hacer algo más. Había que invadir, como Piratas defensores de lectura y cultura cuyo más preciado tesoro era su biblioteca pública. 

   Y como auténticos Piratas, comenzaron a invadir las calles. Querían hacer visible su tesoro a los transeúntes e invitarles a entrar. Primero el ventanal, con llamativos y coloridos carteles que gritaban: ¡Biblioteca a la vista! y así, nadie que pasara por delante no se parara y fijara sus ojos en la puerta sintiendo la irresistible tentación de entrar.

II Seminario de Probit sobre Retos de las Bibliotecas (fot. Probit)
II Seminario de Probit sobre Retos de las Bibliotecas (fot. Probit)

   Pero el espíritu Pirata de invadir e invadir custodiando su tesoro, le hizo ir más allá. No había límites (ni la Policía fue capaz de frenarles) porque cualquier espacio urbano era perfecto para ocupar con Lectura.

   Proyectos como “Libro busca Lector” y “Faro-Leo” le hicieron merecedora de un accésit en el Premio María Moliner de Animación a la Lectura que otorga el Ministerio de Educación, Cultura y Deportes, y ganadores del premio en varias ocasiones. El primer proyecto estuvo basado en el movimiento literario americano Bookcrossing (libros libres), dejando anzuelos de lectura en plazas, parques, playas, paseos o bancos con el fin de atrapar, como si de peces en torno al barco pirata se tratara, haciéndolos visibles y capaces de enganchar a su Biblioteca Pública. “Faro-Leo” trató de ir más allá, de incentivar el amor por la lectura y fomentar el uso de la Biblioteca colocando, en las farolas portuenses, fragmentos de textos literarios que, al terminar, te hacían sentir esa necesidad de ir a la biblioteca para saber cómo seguía el texto encontrado.

   Auténticos Piratas invasores de espacios urbanos son los que han dirigido esta Biblioteca en los últimos años y fue emotivo escuchar sus hazañas y luchas en alta mar, lo gratificante de los frutos del esfuerzo diario y el trabajo en equipo, las anécdotas y logros obtenidos, etc. Pero, destacamos también sus nuevas ilusiones puestas en un Barco Pirata que, después de seis años, luce nueva popa y proa inaugurando un nuevo espacio, con nuevas salas y nuevo mobiliario en la Calle Puerto Viejo esquina Calle Pérez Zamora del Puerto de la Cruz.

   Pero, desde Probit nos preguntamos… ¿Se refugiarán en su nuevo Barco estos Piratas o seguirán invadiendo los espacios urbanos en favor de la Lectura y dando mucho de qué hablar?  

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s