Colombia apuesta por las bibliotecas públicas

En Colombia las bibliotecas públicas se están convirtiendo en un auténtico antídoto contra la violencia que, como bien saben, inunda el país desde hace años. Hace unos días conocíamos que estos espacios estaban siendo utilizados para promover y fomentar la paz y la reconciliación en zonas de conflicto entendiéndolos como “espacios neutros, de crítica y diálogo respetuoso y no a través de la violencia”, declaraba la ministra de Cultura del país, Marlana Garcés.

1914153_n_vir1
Radio Caracol

En Colombia, la inversión por parte del Gobierno en cultura, lectura y música es fundamental para establecer encuentro y diálogo donde antes solo había conflicto.

Una de las ciudades en la que el proyecto ha sido llevado a cabo es Cali donde vivían dos bandas enfrentadas. Por parte del Gobierno se tomó la decisión de abrir un colegio y una biblioteca en medio del territorio, Agua Blanca, construyéndose una biblioteca pública de seis pisos obligando a todos los estudiantes, de ambas bandas, a compartir espacios y libros consiguiendo que, al menos en el edificio exista: encuentro, diálogo, paz y libros, muchos libros.

IMAGEN-9560165-2.png
Biblioteca Pública de Agua Blanca

Biblioteca Pública en Agua blanca

 Destacamos también que el Plan Nacional de Lectura y Bibliotecas de Colombia ha conseguido que todos los municipios tengan, al menos, una biblioteca pública y existiendo un compromiso político en favor de alimentar el fondo bibliográficos de novedades, periódicos, revistas…  Este proyecto apoya principalmente a aquellos municipios donde el conflicto es más agudo, e incluso existe presencia militar, combatiendo así con cultura la violencia.

¿Y qué ocurre con las comunidades indígenas de Colombia? Pues se respeta su tradición cultural, literaria y linguística ofreciéndole textos en sus propios idiomas, con actividades multiculturales en las bibliotecas.

Según los datos publicados por el Gobierno de Colombia, éste ha construido más de 100 bibliotecas públicas y dedicado un 50% del presupuesto al Plan Nacional de Lectura y Bibliotecas y, subrayar, que para financiar este programa se emplea la décima parte de un impuesto del 4% del consumo de telefonía móvil lo que, en propias palabras de la ministra: “implica que los ministros siguientes que ocupen el cargo público tienen la obligación de destinar esos recursos al proyecto, aunque cambien sus enfoques”.

De esta manera,  a diferencia de nuestro país,  Colombia apuesta por las bibliotecas públicas y por la cultura como herramienta eficaz, necesaria y útil para la  sociedad.

Un país sin cultura va a la desaparición. Creo que hay que dedicar un capital a la cultura, crear productos útiles para el ser humano, tanto para su consumo como para su conciencia.

Alejandro Jodorowsky

Más información

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s