La creatividad para disfrutar de la lectura en las librerías

La “crisis” poco a poco va agudizando el ingenio y la creatividad en torno a la venta y difusión de la lectura tanto en bibliotecas como en librerías. Hoy dedicamos esta entrada a la transformación creativa llevada a cabo por algunas librerías. Y es que con la llegada del libro electrónico la clave es: renovarse o morir. Con nuevos planteamientos que abarcan todo tipo de cambios, puntos de vista y marketing retan en covertirse en  espacios que ofrezcan más que la que la venta de un libro. Analizaremos algunas de ellas.

Slaughterhouse, una librería-cafetería creada por tres amigos en una vieja carnicería del Barrio Ruzafa (Valencia) Un espacio con reminiscencias de carnicería (siguen presentes los ganchos para colgar la carne) donde se puede tomar una cerveza, un café, participar en un taller de escritura o en su Club de Lectura Gourmet Literario, disfrutar de un concierto y, por supuesto, comprar un libro.

ImagenImagen

En el Mercado de Abacería de Gràcia en Barcelona encontramos otro interesante proyecto donde se puede disfrutar de la lectura entre frutas y verduras a pie de calle. La Librería La Parada apuesta por el hecho de que el libro digital no desvancará al libro en papel y basa su proyecto en exponer las cualidades de este último: el olor, el tacto, las anotaciones manuscritas, marcas y notas de su anterior lector… En resumen apuestan por el vínculo afectivo entre libro y lector y por la fotografía de autores desconocidos organizando actividades,  exposiciones y venta en el propio espacio.ImagenImagen

Por último y bajo el lema: “Un libro debe construirse como un reloj y venderse como un salchichón” encontramos  la librería La Casquería, situada en el madrileño Mercado de Lavapiés. ¿Libros al peso? ¿Te imaginas comprar un kilo de Franz Kafka y medio de Gabriel García Márquez? Pues aquí es posible, también entre frutas y verduras puedes llevarte la lectura que te acompañará durante la semana. Destacamos también en su espacio el valor que le dan al libro usado: “Regalar libro usado, no es solo regalar un libro, es dar valor a lo desvalorizado y regalar más historias de las que el propio libro contiene…”

ImagenImagen

ImagenImagenImagen

Iniciativas como las descritas sugieren que el libro de papel tendrá cabida en las librerías, aunque quizá las librerías del futuro se parezcan bien poco a las que conocemos ahora. Sin embargo, puede que el mayor peligro para la supervivencia de las de toda la vida no esté en las nuevas tecnologías sino en  la palabra libro y la creatividad.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s